POLÍTICA DE DESARROLLO AGRARIO INTEGRAL

EN QUÉ VA EL PROCESO DE PAZ

POLÍTICA DE DESARROLLO AGRARIO INTEGRAL

Hacia un nuevo campo colombiano:

Reforma Rural Integral (RRI)

La RRI sienta las bases para la transformación estructural del campo, crea las condiciones de bienestar y buen vivir para la población rural y contribuye a la construcción de una paz estable y duradera. Busca la erradicación de la pobreza rural extrema y la disminución en un 50% de la pobreza en un plazo de 10 años, la promoción de la igualdad, el cierre de la brecha entre el campo y la ciudad, la protección y disfrute de los derechos de la ciudadanía y la reactivación del campo, especialmente de la economía familiar.

Dado a conocer en La Habana, Cuba,  el 26 de mayo de 2013

Este acuerdo tiene cuatro pilares, que buscan el bienestar de la gente del campo.

1. EL Acceso y EL uso de la tierra CONTEMPLA:

Un Fondo de tierras de distribución gratuita para campesinos sin tierra o con tierra insuficiente, para lo que se fortalecerán los diferentes procesos para recuperación de tierras que existen en la ley. Se trata de garantizar el “acceso integral”: que la tierra esté acompañada de riego, crédito, asistencia técnica, y apoyo para la comercialización, entre otros. También otros mecanismos de acceso como subsidio integral y crédito especial para compra de tierra.

Un plan masivo de formalización de la pequeña y mediana propiedad, y la creación de una jurisdicción agraria para asegurar la protección de los derechos de propiedad de los campesinos y de todos los habitantes del campo. Así impedimos el desplazamiento, resolvemos los conflictos, y sembramos paz.

Para acercar el uso de la tierra a su vocación el Gobierno definirá lineamientos generales de uso del suelo que tengan en cuenta su vocación y las visiones territoriales construidas con las comunidades y pondrá en marcha programas de reconversión. También la formación y actualización del catastro rural y la puesta al día del predial “el que más tiene, más paga” creará incentivos para darle un uso más productivo a la tierra. Se fortalecerá la participación ciudadana en la planificación del ordenamiento del territorio, y se facilitará el diálogo entre gobierno, comunidades rurales y sector privado.

Delimitar la frontera agrícola y proteger las áreas de especial interés ambiental, para lo que se avanzará en un plan de zonificación ambiental que haga compatible la preservación con las alternativas económicas de las comunidades y de desarrollo del país y promueva diferentes planes que contribuyan a la preservación ambiental. El Gobierno apoyará los planes de desarrollo de las zonas de reserva campesina que ya están creadas o se creen como iniciativa de las comunidades buscando una mayor presencia del estado en estos territorios.

2. Establecimiento de programas especiales de desarrollo con enfoque territorial:

En las regiones más afectadas por el conflicto y la pobreza, con presencia de economías ilegales y mayor debilidad institucional, se pondrán en marcha los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial con el fin de implementar con mayor celeridad y recursos los planes nacionales sectoriales. Se trata de reconstruir y transformar estas regiones, garantizar derechos y facilitar la reconciliación. Se construirán de manera participativa planes de acción para la transformación regional.

3. planes nacionales SECTORIALES

Están orientados a proveer bienes y servicios públicos en infraestructura (vías, distritos de riego, electricidad, conectividad), desarrollo social (salud, educación, vivienda y agua potable para el campo), y estímulos a la productividad de la agricultura familiar (asistencia técnica, promoción del cooperativismo, crédito, seguros subsidiados de cosecha, asociaciones solidarias para la comercialización, entre otros) y a la formalización laboral.

4. sistema especial de seguridad alimentaria y nutricional:

La RRI en su conjunto, busca una mayor producción de alimentos por parte de la economía familiar para mejorar la seguridad alimentaria de los colombianos. Contempla medidas como el fortalecimiento de mercados locales y regionales, campañas para manejo adecuado de alimentos por parte de las familias y programas especiales contra el hambre. Se pondrá en marcha toda una institucionalidad para mejorar la seguridad alimentaria de las comunidades (consejos de seguridad alimentaria y nutricional en todos los niveles territoriales) y se formularán con las comunidades, planes departamentales y locales de alimentación y nutrición.

FASE 1 - Fin del conflicto

PARTICIPACIÓN

POLÍTICA

VÍCTIMAS

IMPLEMENTACIÓN,

VERIFICACIÓN Y

REFRENDACIÓN

SÍGUENOS en nuestras redes sociales

Y EntérATE de todo lo relacionado

con el proceso de paz

OFICINA DEL ALTO COMISIONADO PARA LA PAZ

Casa de Nariño: Carrera 8 No.7-26; Edificio Administrativo: Calle 7 No.6-54. Bogotá D.C., Colombia - Conmutador (57 1) 562 9300  |  Horario de atención: lunes a viernes, 8:00 a.m. a 5:45 p.m. - Línea de quejas y reclamos: 01 8000 913666